diseñado por Ryder Caroll, es un sistema que permite recordar el pasado, organizar el presente y planear el futuro

al descubrirlo, pensé: “Bullet Journal es para mi”

cuando conocí este método de organización personal, me compré un cuaderno y un par de bolis de colores chulos (para empezar, porque en mi mente ya había una lista de material de papelería importante), me lancé a buscar toda la informaciòn del mundo, y me hice un máster del universo de Bullet Journal por internet.

y ya, una vez me había peinado pinterest y la blogosfera, me puse con el mío. empecé a contar páginas y a tomar medidas de las hojas (tuve que añadir regla, lápiz y goma al kit). y hasta hoy. hasta hoy esperándome está, quiero decir.

pero, ¿qué pasó?

pues pasó que quise empezar con algo minimalista, pero perfecto, por lo que no terminaba nunca de elegir un código de claves, que tenía que ser a la vez claro, sencillo y bonito, ah, y fácil de hacer.

pasó que no lograba decidirme con el diseño del contenido: a qué nivel de detalle llego, qué listados incluyo…

y pasó que pasaba el tiempo y yo lo iba apuntando todo en el móvil, porque al final estaba sin agenda y sin Bullet Journal y sin nada.

así que, pasó que lo reconocí: por más que me gustara, el Bullet Journal no era para mí.

¿y por qué el Bullet Journal no es para mi?

pues sinceramente, porque no soy una persona ordenada por naturaleza, al menos no de forma convencional, y me cuesta la vida organizarme en general.

y porque no soy constante con una cadencia fija. es decir, tengo mis rutinas, sí, pero también tengo mis holguras aceptadas… digamos que constancia no es necesariamente mi segundo nombre…

y porque no tengo tiempo. y al Bullet Journal hay que dedicarle tiempo. para darle la forma que quieres y necesitas. y para ponerlo bonito, no nos engañemos.

así que me confieso: soy de agenda hecha. en concreto, de las de calendario escolar, que es por el que me rijo desde que tengo uso de razón. necesito algo que me lo ponga fácil, donde yo tenga mi hueco para escribir lo que necesito de forma organizada, pero sin complicaciones. y que me sirva para unas prisas.

y en tu caso, ¿el Bullet Journal es para tí?. si aún no lo conoces, aquí te lo resumo, a ver qué opinas.

¿en qué consiste el Bullet Journal?

el Bullet Journal (BuJo para los amigos), es una mezcla entre agenda y diario, que hay que reconocer que estéticamente atrapa y que conceptualmente es una gran idea

en un Bullet Journal, anotas tareas, ideas y eventos, en forma de listas. llevarás registros diarios, semanales y mensuales (que irás literalmente creando cada mes), todo organizado con un índice (que también actualizarás cada mes). tendrás tu propio sistema de claves para saber si lo que anotas está pendiente, finalizado, cancelado…

además, podrás incluir un registro de hábitos (“habit tracker”) para hacer seguimiento diario de tus buenos propósitos (como salir a andar, escribir, leer o hacer ejercicio), un registro de emociones (“mood tracker”) con el que dejar constancia de cómo te vas encontrando cada día, un registro de gastos (“expense tracker”), ahora que ya has empezado a poner en orden tus finanzas , o un registro futuro, donde anotar todo lo que vas a meter en el detalle de los meses siguientes a medida que los vayas creando. y, también podrás incluir todo tipo de listados en los que ir apuntando series que ver, libros que leer, o restaurantes que conocer.

es decir, serás tú misma quien diseñe no solo el contenido, sino el continente.

así que si te animas, ya sabes, papel, lápiz, paciencia, ¡y crear!

Una respuesta a “por qué el Bullet Journal no es para mi

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s