las Navidades y la culpa

las #Navidades y la #culpa #tranquilitamente

si la vuelta del verano de 2021 me trajo la culpa en forma de croquetas, este año parece que la Lotería me ha premiado quitándome el sueño.

llevo ya varias noches en el último mes teniendo la misma pesadilla: mi hija descubre el misterio de los Reyes Magos. y lo estoy pasando fatal.

pero no solo por el hecho de que se le caiga a ella ese mito, y todos los que van en cascada detrás (Papá Noel, el Ratoncito Pérez), sino porque temo enormemente cómo va a digerir que le llevemos engañado toda la vida.

soy defensora acérrima de esta tradición, porque creo que la ilusión que genera compensa todo lo demás. pero el caso es que me siento muy culpable. estas Navidades, veía su carita de ilusión, y me debatía entre el «me la como» y el «soy una monstrua, verás cuando se entere».

porque sé que le va a gustar convertirse en parte de la leyenda y que nos ayudará a perpetuarla con los más pequeños de la familia, pero hasta que llegue a ese escalón, temo que la subida se le haga empinada.

y bueno, eso por hablar de su lado, pero ¿y mi pena? ésa es otra. el Niágara a borbotones por mi ojos cada vez que lo imagino. por la decepción y por el cambio de etapa, porque ese momento es un pasar a la segunda temporada de la serie indiscutible.

y no, no estoy preparada.

¡sígueme y no te pierdas nada!

2 comentarios sobre “las Navidades y la culpa

  1. Las madres y la culpa. Hay tema para rato. Lo hacemos como mejor sabemos y podemos. Háblalo con ella. Los niños son mucho más listos y empáticos que los mayores.
    Un abrazo,
    Laura

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s