decir mucho con poco

esta semana he tenido la suerte de escuchar dos grandes verdades de una pequeña boca (7 años), con esa claridad que solo los niños son capaces de tener a veces:

según le molestaba un poco una muela: «me gustaría volver a tener dientes de leche, tenía menos preocupaciones«

viendo en la tele una famosa operada con gusto dudoso: «la gente que se opera rara, quedan como puzzles con las piezas descolocadas«.

Sobre el alma

pasando sobre un bache, se me ha subido el alma y se me ha quedado el cuerpo abajo.

pero mamá, ¿donde se pone el alma? «…en todas partes, hija…» ¿en los mocos también?

Sobre Dios

me han pedido en el colegio que diga por quién haría yo un esfuerzo en cualquier momento dentro del colegio y he dicho mis amigas, y fuera del colegio, y he dicho mis padres.

Otros dijeron Dios, pero yo elegí algo que al menos puedo ver. Es como si en el colegio, en vez de mis amigas, hubiera dicho el hombre invisible

.

¿Sombra aquí y sombra allá?

Desde el momento que te maquillas por primera vez, no hay vuelta atrás, sin pintar te ves como un huevo duro.

Boy George

.

aprendamos a saborear la vida, y dejemos de consumirla

una frase que no recuerdo dónde la he escuchado, pero que la anoté porque me encanta

¡sígueme y no te pierdas nada!

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s