el tiempo pasa para todos, pero cada uno lo lleva a su manera.

esta semana cumplía años Madonna, y después de ver algunas imágenes de sus celebraciones, se me ha caído un mito.

a todos nos cuesta asumir la aparición de arrugas, canas o cualquier otro síntoma de la edad, pero aunque perdamos la tersura, no perdamos la dignidad.

reconozco que cuando me pongo mi bañador en verano, voy como una veinteañera con la ilusión en el fondo de su ser de que alguien se le quede mirando de lo estupenda que está.

la realidad, es que ya soy una señora de las que pasea por la orilla con un bolsito neceser bajo el brazo. Y de las que en la piscina va rociando con la crema protectora en spray a niños propios y ajenos. Y esto es así, por muy joven que me sienta, y por mucho que no entienda en qué momento hemos cambiado.

hoy que tanto se habla de la resiliencia y la vida en calma, considero que lo primero que hay que asumir es el paso del tiempo. aceptarlo sin más, sin darle más importancia que la que tiene, que es la alegría de volver a cumplir un año más cada año. porque es que la alternativa a envejecer es tan mala…

Time goes by so slowly for those who wait
No time to hesitate
Those who run seem to have all the fun
I’m caught up
I don’t know what to do

Madonna (Hung up, 2005)

¡sígueme y no te pierdas nada!

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s