10 cosas que llegan con la maternidad

¿hacemos un poco de balance y ayudamos a los que vayan a estrenarse en este mundo? gestión de expectativas, lo llaman.

iba a listar las 10 cosas buenas que trae la maternidad frente a las 10 malas, pero me he dado cuenta de que otra de las dicotomías de la maternidad es que lo bueno puede acabar siendo malo, y viceversa.

así que mejor simplemente hablemos de certezas. de esas cosas que sí o sí te van a pasar. y da igual los libros que te leas durante el embarazo, o las charlas a las que asistas. esto es así:

  1. vas a revivir tu vida, pero siendo consciente de cada etapa. y te vas a dar cuenta de lo que te perdiste y de lo que no tuviste. y también de todo lo bueno que te pasó, y de lo bien que estabas antes.
  2. te vas a conocer mejor, no solo porque te van a poner al límite casi a diario, sino porque descubrirás tus verdaderos valores, prioridades, aquello por lo que no pasas…
  3. imaginación al poder. empezando por las tareas sorpresa en forma de disfraces o manualidades imposibles que te pondrán las profes, ya desde la guardería. y siguiendo por las cosas que improvisarás para esquivar enfados, por comidas, o baños, o no ir al parque, o tener que salir de él, o los deberes, o la ropa.. ¡son muy variadas!
  4. aprendes a planificar, y a recalcular ruta sobre la marcha, a la velocidad del rayo.
  5. te conviertes en pulpo. no solo porque pasas a ser literalmente animal de compañía de tu descendencia, sino también porque descubres que eres malabarista, y que, desde luego, el hombre de Vitruvio es manco a tu lado.
  6. dejas de estar sola, hagas lo que hagas. si estás en casa, date por perdida, no hay puertas que aislen lo suficiente como para que no permitan entrar los lamentos infantiles, y menos sus aporreos. y si tu plan es recuperar tu soledad extra muros, da igual que salgas una noche o te hagas una escapadita de fin de semana: en tu cabeza ya se ha instalado gente a vivir de por vida.
  7. verás todo lo que no te gusta de ti reflejado en ellos. tus hijos son espejos de aumento que te muestran tus errores sin filtro alguno. en ellos ves la cara oculta de tu luna.
  8. pasarás a un segundo plano, para ti misma y para los demás. entenderás a la perfección por qué tu madre o tu abuela se servía la última y se dejaba el trozo más feo. y empezarás a perder tu nombre, para pasar a ser «la madre de». esto es algo que tienes que aprender a controlar, porque pasarte, te pasará, pero no debes dejar que te arrolle.
  9. te vas a reír mucho, porque las ocurrencias de los niños son infinitas. tu paciencia no, así que mejor tomarlo con humor siempre que te sea posible.
  10. vives en primera persona el milagro de la vida (siempre que no seas madre adoptiva, claro, que ahí el milagro lo vive quien caiga en tus brazos por tu generosidad). que quedará muy cursi, y podrá ser rebatido por las miles de complicaciones que puedan surgir en el proceso, pero al final cuando ves llegar al mundo a esa criatura, es indescriptible.

¡sígueme y no te pierdas nada!

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s