cuando «te dan» la oportunidad de cambiar (parte 3). la felicidad está en tu cabeza

la llamada

una semana después, y aprovechando Murphy que tenía yo 39ºC de fiebre, recibí la llamada. era el estado ideal para recibirla, así, medio comatosa, que todo me venía igual de bien. porque lo que me proponían me lo cuentan estando yo bien, y a ver cómo hago para que no se me note a cámara abierta.

resumen: la propuesta no es inminente y además es voluntaria. conclusión: os podéis sentar a esperar, porque no pienso mover un dedo al respecto, gracias pero no.

la felicidad está en tu cabeza

y ayer, casi cuatro semanas después del inicio de ésta mi invitación al cambio, iba yo a escribir sobre la felicidad, sobre qué es la felicidad, pero Murphy volvió a sentarme en su regazo. otra llamada del primer individuo «para ver qué tal». pues mucho mejor que cuando he colgado, gracias.

la felicidad es un equilibrio entre logros y expectativas. es no pedirle a la vida lo que no nos puede dar.

Enrique Rojas

y es que de toda la vida se ha dicho que no hay que pedir peras al olmo, y me da que en ésas estoy, rodeada de olmos.

la felicidad no depende de la realidad, sino de la interpretación de la realidad que uno hace.

Enrique Rojas

pero entonces, ¿el que no es feliz es porque no quiere? pues en parte sí.

por mucho que tú te mentalices, hagas tu gestión de expectativas con la vida y lo que quieras, hay cosas que mandan tu felicidad muy lejos de ti, y eso es innegable.

peeero, una vez sueltas por la boca todos los sapos y culebras que necesites (porque decir tacos es muy saludable, que no soltarlos es como estornudar para dentro), pues ya tienes dos opciones: la de seguir por el camino de la amargura criando una úlcera, o la de respirar hondo, atusarte la melena y continuar para bingo.

La felicidad absoluta no existe. La felicidad relativa consiste en que haya buena relación entre lo que yo siento, lo que yo pienso y lo que yo hago.

Enrique Rojas

así que ésta es la clave: «ande yo caliente, ríase la gente». vamos, que si mi conciencia está tranquila, porque tengo coherencia entre pensar, sentir y hacer, lo que opinen los demás está de más. palomas al vuelo.

felicidad es la captación positiva de la realidad. donde otros ven problema graves, ver posibilidades no resueltas.

Enrique Rojas

señores, vamos a ir de frente, que ya tenemos edad. si quiero hacer un cambio en mi vida, tiene que salir de mi, salvo que sea una imposición en toda regla. pero nada de «coge esto que verás qué bien te viene para lo tuyo», cuando ahí la única beneficiada es mi empresa.

de modo que, si la invitación deja de ser voluntaria, la aceptaré gustosa y haré limonada. y si no, pues voy a seguir chupando limones, que de cara a la operación bikini me viene perfecto.

to be continued

seguiremos informando. por lo demás, todo bien.

¡sígueme y no te pierdas nada!

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s