querida Sofía, ojalá me equivoque

hay gente que nace con vocación. que tiene muy claro desde siempre «qué quiere ser de mayor», qué quiere hacer en su vida.

me parecen afortunados, porque nunca tuve ni idea, y aún sigo en ello. yo formo parte de ese otro grupo de gente que, llegado el momento de decidir tu futuro, pensábamos que sería cuestión de dejarse llevar, que se haría la luz en algún momento, y que entonces encontraríamos nuestro verdadero camino. la realidad es más parecida a que empiezas eligiendo un camino, y luego ya te vas reubicando, sin que necesariamente se haga ninguna luz.pero de esto no vengo a hablar hoy.

además de estos dos grupos de personas, veo un tercero formado por los que son «un quiero y no puedo tener vocación«. personas que siento que lo tienen aún más complicado, porque creen haber encontrado su vocación, cuando en realidad transmiten autoconvencimiento frente a una resignación, estar huyendo de algo que no quieren.

querida Sofía, ojalá me equivoque y esa llamada fuera vocacional de verdad, no de socorro. no tengas duda de que no ha sido por tí por lo que, una vez más, ha decidido dejarlo todo y volver a empezar. ya lo hizo cuando se fue a casa de sus abuelos. y luego cuando volvió de allí contigo.

pareciera que lleva toda la vida huyendo de una forma de vida que no le gusta, porque no ha encontrado aún la que sí. o peor aún, porque la ha encontrado, y no se ha atrevido a seguirla.

querida Sofía, ojalá me equivoque.

¡sígueme y no te pierdas nada!

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s