anotacionesDeLaSemana · PERSONAL · recientes

anotaciones de la semana

(puedes leer aquí el resto de #anotacionesDeLaSemana)

procastinamiento laboral

¿soy la única a la que teletrabajar le supone tener que frenar que la parte personal se coma a la profesional a cada rato?

y no me refiero a todas las tareas de casa que te dan ganas de hacer, según miras a tu alrededor y ves cómo nadie notaría si pasara un tornado por tu salón, no. me refiero a esas miles de cosas que tienes pendientes de leer, escuchar, escribir, y que suponen una enorme y constante tentación, frente a tener que hacer otras labores mucho más tediosas.

la realidad es que solo oigo cómo la gente se tiene que organizar para ponerle fin a su jornada laboral, y eso me hace sentir aún más culpable.

mujeres que sientan cátedra

coincidí en un recado el lunes con una mujer, quien, cuando el tendero, con su mejor intención, le intentó hacer la broma de «a pesar de ser hombre, estoy haciendo dos cosas a la vez», ella le dio esta respuesta (casi lloro de la risa, no me escondo): «pues yo, según cumplo años, noto que me convierto más en hombre: me salen pelos por donde no deben, y solo soy capaz de hacer una cosa caa vez.»

¿y si la bofetada se la hubiera dado una mujer a otra?

si en vez de ser Will Smith con Chris Rock, hubiera sido Penélope Cruz con Nikole Kidman (igual con escalera de por medio, dicho sea de paso, que vaya ejemplo me ha salido), ¿qué habría comentado la prensa y la sociedad al respecto? de lexatín para arriba, calculo. ¿y qué habríamos pensado nosotros mismos en casa? porque no queramos negarlo, los (micro)machismos están en el aire, más que el amor.

el documental de Friends

hace más de un año que se estrenó «Friends: the reunion», pero servidora se enteró de su existencia el miércoles. y allá que lo vi.

me produjo una cantidad de nostalgia increíble, una sensación de paso de tiempo vertiginosa, y una alegría enorme de no tener la presión de trabajar delante de las cámaras.

porque, a excepción de Joey, que ha envejecido con una clásica tripa cervecera, el resto parecía que venían todos directos del museo de cera: eran ellos pero sus caras no eran sus caras. al final del programa, tenían todos los ojos hinchados como de llorar. al principio del programa, también.

llevar a los niños a la biblioteca, ¿a leer?

esto me encontré en la Biblioteca Municipal esta semana: muchas familias pasando allí la fría tarde, todas con los padres hablando bastante más alto que los niños, y todas con los padres pegados cada uno a su móvil, mientras insistían a los pequeños en que se concentrasen en la lectura de sus cuentos.

no te preocupes si tus hijos no te escuhcan. te observan todo el día.

Madre Teresa de Calcuta

pues eso.

¡sígueme y no te pierdas nada!

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s