esta vez, septiembre no se trata de un nuevo comienzo, sino de seguir un camino ya iniciado, de empezar una nueva etapa, sí, pero en lo que ya hace tiempo es una nueva andadura. llega septiembre, y continuamos.

este curso no tengo el propósito de hacer grandes cambios, nada de ponerme retos absolutos como ordenar mi casa de arriba abajo, volverme la reina del batchcooking, o meter en vereda los michelines. porque ya he aprendido que así no consigo nada.

este curso se trata de ir haciendo poquito y bien. y sobre todo, disfrutando del camino.

así que llega septiembre, y continuamos. pero, ¿cómo? pues en esto ando este principio de curso. y ya llegará el otoño.

  1. preparando la vuelta al cole de forma colaborativa. otro curso que empieza, pero este año con novedades en la puesta en marcha.
  2. enfocando mi vuelta al trabajo con serenidad. mi nuevo curso empieza con una perspectiva distinta de mi vida laboral, una nueva forma de afrontar el trabajo y sus restos diarios.
  3. con un cambio de mirada. mejor hecho que perfecto.

preparando la vuelta al cole de forma colaborativa

este año, vamos a tener poco tiempo que dedicar al paso del “modo chancla” al “modo uniforme”. hemos aprovechado el desplazamiento veraniego al máximo, y vamos a llegar justos.

con esto, espero que hayamos atesorado buenos recuerdos y momentos suficientes de los que tirar cuando el día a día nos devore.

pero, a cambio, tenemos que ser eficaces a la vuelta.

los libros del cole y el uniforme son los que son y están ya encargados. queda marcar y forrar, pero es algo que se puede hacer sobre la marcha en este mes.

no es eso lo que me preocupa, sino el cambio de escenario. el paso de la jungla veraniega a la civilización. y eso es mejor no dejarlo a la improvisación.

así que, como en Fuenteovejuna, he decidido que vayamos “todos a una”, y así preparar la vuelta a cole de forma colaborativa, para lo que estamos preparando nuestra versión de las tablas de rutinas, con un plan de “cierre del día”, que usaremos de lunes a jueves.

  • conjuntamente, estamos organizando los pasos a dar desde que entremos en casa a última hora de cada día (bien sean las 18:30 o las 20h, bien vengamos del parque o de extraescolares)
  • no se trata de hacer un horario detallado de los pasos, pero sí tener claros los que son, en qué orden se deben dar y estimar un tiempo sensato para cada uno
  • el objetivo es que el triángulo de las bermudas ducha-cena-dormir se cumpla en tiempo razonable y no se convierta en una espiral de locura.

este plan tendrá que ajustarse una vez lo vayamos ejecutando, pero el movimiento se demuestra andando y por algo hay que empezar.

vuelta al trabajo con serenidad

que me apetecen cambios en el terreno laboral es algo que me sale ya por los poros. pero hay cosas que requieren su tiempo.

cambiar de responsabilidades o de trabajo, no es de un día para otro si tienes dependencias asociadas (en forma de hijos e hipoteca, por ejemplo).

pero si nada cambia, nada va a ser distinto. y así no avanzamos.

así que vuelvo a trabajar con alegría, tratando de sacar lo mejor de mi y de los demás. dejando de lado lo que sé que me afecta de forma negativa y no me aporta más que un mal humor que acabará repercutiendo en lo que más me importa.

vuelvo con un espíritu conciliador, positivo, flexible como un junco, “empty your mind, be water, my friend.

¿y si veo que me salgo de la vereda? ventajas de teletrabajo: respirar hondo, dedicar 5 minutos a lo que sea que me haga cambiar el chip, y de vuelta al ruedo.

cambio de mirada

estoy en un momento en el que sé que tengo claro que si lo que no depende solo de mí no lo puedo cambiar, ya sé por dónde empezar.

y aunque se dice nunca es tarde, cuando la dicha es buena, ¿por qué esperar?

hace poco topé con esta viñeta (desconozco autoría) y me sacudió.

llega septiembre, y continuamos

carpe diem, mirada positiva, mejor hecho que perfecto.

lo dicho, llega septiembre y continuamos

¡sígueme y no te pierdas nada!

2 respuestas a “llega septiembre, y continuamos

  1. Me ha encantado tu vuelta a la rutina con tus pasitos. Creo que te voy a robar lo de hacer el triángulo de las bermudas más accesibles haciendolo juntos y llegando a un consenso. Yo tengo solo una peque pero me voy a volver loca.
    Debería tomarme mejor lo laboral, pero ahí doy en hueso roto, ainss
    Besotes y muy buena entrada. Yo he sido más quejica, jajajjaa

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s