me acuerdo de la primera noche que dormí en una cama. 

bueno, más exactamente, recuerdo despertar en el suelo, boca abajo.

tengo nítido el recuerdo de sentir el frío del parqué en mi cara, de ver el suelo de mi habitación sin entender muy bien qué hacía yo ahí, de levantar la cabeza y ver los cajones de la cómoda, y de ver a mis padres entrando por la puerta. 

tendría 2 años, pero recuerdo mi primer recuerdo perfectamente

bueno, o eso creía.

que resulta que he leído hace poco que los únicos recuerdos reales que tenemos son a partir de los tres años. que todo lo anterior es mentira, invenciones que nuestro cerebro ha fabricado a partir de la información que ha ido recibiendo.

menos mal que he recordado que tengo otro primer recuerdo, éste ya con cuatro años.

de mi primer día de colegio: me veo sentada frente a una mesita verde, mirando hacia la puerta de clase, donde mi madre me despedía sonriendo.

de modo que, parafraseando a Groucho (si es que la frase fue realmente suya): «Estos son mi primer recuerdo. Si no le gustan, tengo otros»

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s