eran tiempos de pandemia, de cuarentena más en concreto,
cuando teletrabajar dejó de ser un lujo, con la familia al completo.

parecía todo en orden cuando hacía el recuento:
la comida casi lista, la reunión medio superada,
la peque tan tranquila, la cámara apagada.

pero el silencio era sordo, me hizo sospechar.
y al abrir la puerta del baño, vi la cruda realidad.

“es que mi cuerpo era el papel,
pero quería pintar más, y seguí por la pared”

así que cogí el paño, y Zas!, a frotar el baño.
… y la artista a la bañera, que a la calle no se podía, si no me hubiera ido yo primera

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s