pisto con patata

con un huevo poché, ¡perfecto!